jueves, 6 de septiembre de 2012

Leyendo "El gen egoísta" parte 2.

Las espirales inmortales.

No está claro si los replicadores son los ancestros del ADN que hoy en día ha configurado miles de máquinas de supervivencia diferentes o si simplemente estos replicadores fuero "derrocados" por el ADN en algún momento del pasado. A.G. Cairns-Smith ha especulado con la posibilidad de que los replicadores previos al ADN ni siquiera fueran moléculas orgánicas, sino moléculas inorgánicas.

Las moléculas de ADN consisten en largas cadenas de pequeñas moléculas denominadas nucleótidos, estos nucleótidos conforman la doble hélice que podemos observar a continuación:





Los nucleótidos solo se componen de cuatro tipos: Adenina, timina, citosina y guanina, estos nucleótidos solo son afines por pares y se pueden combinar en largas cadenas que alteran el orden y la cantidad de combinaciones de nucleótidos. Cada célula de nuestro organismo posee una copia completa de nuestro ADN que viene a ser como una receta de cocina con las instrucciones necesarias para cocinar nuestro organismo -por decirlo de algún modo.

Es decir que el ADN aparte de replicarse sin más también supervisa la construcción de la máquina de supervivencia que no es más que el organismo. Básicamente el ADN copia una parte concreta de sí mismo, esta parte es el ARN que lleva la información a los ribosomas donde se fabrican las proteínas, con las que se fabrican las células, con las que se fabrican los tejidos y finalmente los organismos. Parece casi mágico, es algo fascinante y el hecho de intentar explicarlo no "le quita la magia" al asunto, sino que nos muestra múltiples opciones de cómo podría explicarse este fenómeno cada una de ellas igual o más interesante que la anterior.

Los genes por tanto dependen de su propia supervivencia en el futuro, no tienen ni idea de nada, son genes, sin embargo la evolución opera de tal forma que solo los que construyen máquinas de supervivencia adaptativas para un entorno concreto sobreviven en el acervo genético de una población. Los genes actúan principalmente durante el desarrollo embrionario para moldear el organismo, funcionan de forma cooperativa, una porción de ADN que conforma un gen concreto puede ser muy beneficiosa en interacción con otros o muy dañina con otros diferentes. Podríamos decir que los genes trabajan como un equipo de fútbol, puede que Kaká sea un gran jugador con unos compañeros concretos, pero sin embargo con otros compañeros puede resultar ser tremendamente malo, los genes trabajan de la misma forma.

Nuestro ADN está conformado por 23 pares de cromosomas, cada par contiene un alelo de mamá y un alelo de papá estos alelos son porciones de ADN en las cuales están insertas los genes que pueden ser dominantes o recesivos y según el caso se imponen unos u otros. Durante la reproducción sexual lo que ocurre viene a ser que mamá y papá mezclan las instrucciones removiendo en una lavadora las páginas y finalmente se conforman estos 23 pares de cromosomas, este proceso se denomina entrecruzamiento. En ocasiones se producen mutaciones en el proceso de entrecruzamiento que suelen darse debido a que se juntan porciones de ADN que nunca se habían dado anteriormente, debido al tiempo que llevamos bajo la presión de la evolución normalmente una nueva mutación suele ser poco adaptativa o neutra en el mejor de los casos.

Los estudiosos del ADN han descubierto que en él hay ciertas señales que avisan de cuándo comienza y termina una porción de ADN concreta, estas señales han sido denominadas con el término "cistrón". Los genes inmortales son aquellos suficientemente pequeños para sobrevivir sin ser alterados durante miles y miles de generaciones, los genes son inmortales porque permanecen generación tras generación en diferentes cuerpos, perviviendo a lo largo del tiempo.

Algunos genes provocan la muerte de su máquina de supervivencia, son los genes letales. Estos genes normalmente se manifiestan cuando el organismo alcanza cierta edad a la que normalmente se ha reproducido. Pero ¿cómo detectan los genes letales que el organismo ya tiene una edad concreta? Lo más probable es que lo detecten debido a que en el envejecimiento nuestros cuerpos van alterando su estado químico interno. De hecho Medawar especuló con que si se retrasaba la edad de reproducción en una población probablemente la población detectaría ciertos genes letales y estos con el tiempo desaparecerían, haciendo que la población viviera hasta una edad media mucho más larga.